Publicado el Dejar un comentario

EL CONSUMO MEXICANO DE VINOS

EL CONSUMO MEXICANO DE VINOS

Aproximadamente el 70% del vino que se consume en México procede del exterior. Pero también empiezan a crecer bodegas mexicanas.

El mercado del vino en nuestro país está en una fase de crecimiento en la que está experimentando profundos cambios. La oferta disponible de cara al consumidor final se ha incrementado a través de los diferentes canales de distribución y comercialización, con una fuerte presencia en el mercado de vinos importados, frente a una producción todavía moderada, aunque también creciente, de vinos mexicanos.

Actualmente, la producción y consumo de vino en México se encuentra a la alza. De acuerdo con el Consejo Mexicano Vitivinicola, en 2016 el consumo de vino creció un 10% al alcanzar 89.5 millones de litros, de los cuales 30% fueron producidos en territorio nacional en estados como Baja California, Coahuila, Querétaro, Chihuahua, Guanajuato, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Puebla, Sonora y Nuevo León.

El consumo per cápita de vino en México es de 750 ml, hoy la industria vitivinicola mexicana cuenta con 32 mil hectáreas de viñedos, de las cuales 7 mil corresponden al cultivo de uvas para la producción de vino que equivalen a los 10 millones de cajas que se producen en México.

Apoyemos al vino, la esencia pura en una copa que te lleva a un paraíso de uvas fermentadas al gusto del amor de una botella.

Para más información visita www.wineroom.mx

Publicado el Dejar un comentario

CONSUMO LOCAL, UNA OPCIÓN SOSTENIBLE

CONSUMO LOCAL, UNA OPCIÓN SOSTENIBLE

-Es un punto clave dentro de la economía sostenible

-El Consumo local fomenta las relaciones comerciales entre los actores de una misma zona geográfica.

-Ayuda a preservar el medio ambiente.

En la actualidad, contamos con medios de comunicación y de transporte que nos permiten estar conectados con todo el mundo. Industrias enteras se mueven gracias a estos, y los alimentos no son la excepción, ejemplo de ello es el amplio abanico de insumos e instrumentos para cocinar de toda la República y del extranjero, que tenemos al alcance de la mano.

Sin embargo, el modelo económico globalizado ha provocado una gran dependencia por los productos importados y ha impactado de forma negativa en diversos ámbitos, principalmente en la economía y el medio ambiente. Debido a esta situación, algunos gobiernos han implementado medidas económicas con un enfoque sostenible, con el fin de promover el consumo responsable y generar bienestar para las generaciones presentes como para las futuras.

Uno de los puntos clave en la Economía Sostenible es el consumo local de alimentos. El consumo local de alimentos es un modelo que fomenta la colaboración comercial entre los actores que conviven en una misma zona geográfica, para beneficiarse mutuamente. Además de tener un menos impacto ambiental.

En primera instancia, el modelo del consumo local, se promueve el emprendimiento, contribuye a la generación de empleos, ayuda a evitar monopolios y que exista una mayor variedad de mercancías. Aunado, los bienes que se producen localmente son más baratos y fáciles de adquirir.

Vale la pena reiterar que comprar insumos locales, ayuda a preservar el medio ambiente. Ya que la producción y la distribución se llevan a cabo en la misma zona geográfica y por lo tanto, no es necesario utilizar medios de transporte pesados, empaques elaborados y conservadores que afectan la salud de los consumidores. Al apostar por el consumo local disminuye la emisión de gases nocivos y de desechos como plástico o cartón.

Otra de las ventajas de los alimentos que se producen localmente es su calidad y frescura. Los productores artesanales tienen un mayor sentido de compromiso con sus clientes y se aseguran que sus mercancías destaquen por sus atributos y propiedades nutricionales.

Si bien, no es posible cerrarse a la globalización, es necesario que las empresas mexicanas implementen un modelo de negocio en el que su prioridad sea el mercado local. Al apostar por el consumo de alimentos regionales y locales,  como el maíz, el chile, el frijol, frutas de temporada, contribuyen al crecimiento económico, al bienestar social y al cuidado del medio ambiente.

 

 

 

Publicado el Dejar un comentario

EL CAFÉ CON LECHE VEGETAL, UNA ALTERNATIVA SALUDABLE Y EXQUISITA

EL CAFÉ CON LECHE VEGETAL, UNA ALTERNATIVA SALUDABLE Y EXQUISITA

Hoy en día abundan las bebidas vegetales que por su gran similitud y consistencia a la leche producida por los mamíferos se les conoce como leches vegetales, las cuales son deliciosas y aportan mucho más nutrientes las de origen animal.

Y si a ti lo que encanta es disfrutar de un café con leche, a continuación te diremos cuáles son algunas de tus opciones para hacerlo de una forma más saludable para ti y el medio ambiente.

  • Leche de avena: Debido a sus tantas propiedades para la salud es una de las mejores leches vegetales. La avena tiene una muy completa combinación de proteínas vegetales, con nueve aminoácidos esenciales. Además, cuenta con hidratos de carbono de lenta absorción, minerales y vitaminas del grupo B y E. Y por si esto no bastara, también ayuda a proteger el sistema nervioso y ayuda a bajar de peso.

  • Leche de almendras: Contiene minerales y vitaminas B1, B2 y E. Ayuda a tener una buena digestión, refuerza el sistema inmunitario, reduce el colesterol, es antioxidante y es una gran fuente de ácido linoleico.

  • Leche de arroz: es la bebida digestiva por excelencia, con sabor muy suave y es bastante ligera. Es muy buena aliada a la hora de perder peso, ya que tiene muy pocas calorías y es baja en sodio. Los médicos la recomiendan en casos de acidez, enfermedad de Crohn, gastritis, colon irritable y cualquier dolor estomacal o intestinal.

  • Leche de soya: quizás sea la más popular y fácil de conseguir. Sin embargo, puede o no generar un buen espumado. Su sabor varía de acuerdo a la marca y sus aditivos.

  • Leche de coco: es cremosa y de muy buen sabor. Su consumo puede proteger al cuerpo de infecciones y virus. Los ácidos grasos saturados de cadena media se metabolizan de manera rápida como energía en el hígado. Y se cree que, al contrario de otras grasas saturadas, el cuerpo les usa más rápido, lo cual ayuda a que sea menos probable que se almacenen.

Anímate a tomar tu café con algunas de las saludables y exquisitas leches vegetales que te acabamos de presentar y cuéntanos tu experiencia